Síntomas de alergia a los gatos 

Remedios Caseros Para La Alergia

Todos amamos a nuestros pequeños amigos peludos. Pero los felinos no siempre son bienvenidos en la familia, si estás cerca de un gato y tienes tos, secreción nasal o picazón en los ojos, y te sale un sarpullido cada vez que uno se acerca; podrían ser  síntomas de alergia a los gatos. Las erupciones cutáneas también son un signo común. Entonces, ya sea que tú mismo o un miembro de tu hogar presente síntomas de alergia a los gatos, sigue leyendo abajo para comprender todo sobre las alergias a los gatos y aprender cómo puedes seguir pasando tiempo de calidad con tu amigo de cuatro patas.

Pero, ¿cómo puedes estar seguro de que tu amigo felino es el causante de tus ojos llorosos? En este artículo, veremos los síntomas de alergia a los gatos más comunes y explicaremos qué es lo que realmente desencadena esta reacción. 

Descubre todo lo que necesitas saber sobre las alergias a la caspa del gato, incluyendo:

  • Los síntomas de alergia a los gatos más comunes.
  • ¿Qué desencadena realmente la reacción?
  • ¿Qué tan pronto puedes ver signos de alergia a los gatos?
  • ¿Se pueden desarrollar síntomas de alergia a los gatos en el futuro?
  • ¿Los síntomas de la alergia a los gatos son similares a otros síntomas de alergia?
  • Cómo diagnosticar una alergia a los gatos.
  • Tratamientos para los síntomas de alergia a los gatos.

Si tu alergia a los gatos es severa y los síntomas te preocupan, asegúrate de hablar con tu seguro de atención médica. También debes hacerlo antes de probar cualquier remedio nuevo.

Síntomas de alergia a los gatos 

Para aliviar los síntomas de alergia al gato, primero debes saber cómo detectarlos. Estos son los síntomas de alergia a los gatos1: 

  • Erupción cutánea en la cara/pecho.
  • Tos/sibilancias
  • Ojos rojos, con picazón y llorosos
  • Estornudos
  • Nariz que moquea y pica
  • Enrojecimiento en la zona de la piel que estuvo en contacto con el gato, donde ha mordido, lamido o arañado un gato

Cuando se padecen los síntomas de alergia a los gatos, los ojos tienden a lagrimear. Es posible que algunas personas con alergia a los gatos tengan los ojos hinchados o llorosos. También puedes  tener secreción nasal y estornudar mucho, cuando los alérgenos entran en contacto con las membranas mucosas (en la boca, la nariz y los párpados) y las vías respiratorias (nariz, garganta y pulmones). En cuanto a los síntomas de la piel por la alergia a los gatos, la erupción, la urticaria o el enrojecimiento se producen como reacción al contacto directo de la piel con el gato1. 

Un buen remedio para la alergia a los gatos es tener siempre a mano pañuelos de papel, como Colhogar Suavísimo , para atrapar los estornudos y ayudar a limpiar la nariz que moquea. Este simple acto de cuidado personal marcará una gran diferencia para cualquier persona que sufra síntomas de alergia a los gatos. Son suaves con la piel y al mismo tiempo lo suficientemente fuertes como para resistir la limpieza de la nariz.

¿Qué causa los síntomas de la alergia al pelo de gato? 

Mucha gente piensa que tiene alergia al pelo de gato, pero el pelaje no es el problema. En realidad, es una proteína de la caspa del gato (escamas secas de la piel) lo que desencadena la reacción alérgica. Por tanto, aunque puede parecer que el problema es el pelo de gato, la irritación es en realidad una alergia a las proteínas, que también se encuentran en la saliva y la orina de los gatos1. 

¿Todavía crees que el pelo de gato es el culpable? Eso es porque los gatos se lamen, esparciendo su saliva sobre el pelaje, sin mencionar que la caspa también se enreda en este. Estos alérgenos pueden asentarse en muebles tapizados, alfombras y colchones, y también pueden pasar a partículas finas de polvo en el aire. Además, pueden ser transportados por el dueño del gato a diferentes lugares. 

Los gatos sin pelo también producen la proteína Fel d 1.2. A pesar de que no tienen pelaje para atraparla, la esparcen sobre su piel durante el aseo a través de la saliva. Ten en cuenta que también expulsan células muertas que contienen el alérgeno. Por tanto, la idea de que hay razas (o géneros) de gatos particulares que son hipoalergénicos es un mito1.

¿Cuándo aparecen los síntomas de alergia a los gatos? Que tan pronto puedes ver estos signos?

Pueden empezar a aparecer síntomas, como una erupción por alergia a los gatos, a los pocos minutos de haber estado expuesto al alérgeno, o pueden tardar horas en aparecer1. Ni siquiera es necesario haber estado en contacto directo con un gato para que aparezcan algunos síntomas. Como hemos visto, los alérgenos pueden viajar más lejos. 

Una forma sencilla de protegerte a ti y tus seres queridos de los síntomas de las alergias a los gatos, es lavarse las manos con regularidad cuando estés fuera de casa. Desde el supermercado hasta los asientos de un autobús, hay muchos lugares donde los dueños de gatos pueden transferir los alérgenos. Implementar hábitos de higiene positivos como este, es una excelente manera de cuidar a los demás.

¿Puedes desarrollar síntomas de alergia a los gatos de repente? 

Por lo general, la alergia a los gatos empieza en la infancia o adolescencia. Por tanto, si has tenido un gato antes y estabas bien, lo más probable es que siempre estés bien. Sin embargo, algunos adultos pueden mostrar signos de alergia a los gatos de repente, incluso cuando no había ningún signo de ello anteriormente2.

A menudo, esto puede reducirse a desarrollar una tolerancia anteriormente. Cuando vives durante un tiempo prolongado con un alérgeno (como las proteínas en la caspa, la saliva y la orina de tu gato), puedes volverte tolerante a ese desencadenante en particular. Sin embargo, cuando entres en contacto con otros gatos, puedes presentar síntomas, aunque no es lo habitual2. 

También se debe tener en cuenta que no todos los gatos generan las mismas respuestas alérgicas. Los gatos producen diferentes niveles de alérgenos, lo que significa que un gato puede provocar síntomas, mientras que otro no2. 

¿Los síntomas de alergia a los gatos son similares a otras alergias? 

Muchos de los síntomas de alergia a los gatos son los mismos que puedes experimentar cuando tienes una reacción alérgica a otra cosa. Si estás estornudando o notas que un ser querido tiene los ojos llorosos y no estás seguro de por qué, podrían deberse a varios alérgenos. Estas son algunas de las alergias más comunes que pueden mostrar síntomas similares a los signos de una alergia a los gatos3:

  • Fiebre del heno: una alergia al polen de los árboles, pastos y/o malezas. 
  • Ácaros del polvo: en realidad, son las proteínas de las heces y los cuerpos en descomposición de los ácaros del polvo las que provocan la reacción alérgica. 
  • Moho: la alergia es a las pequeñas partículas que el moho libera en el aire que luego se respira. 
  • Otras alergias a las mascotas. 

Con cualquiera de estos síntomas de alergia a los gatos, los ojos pueden picar, lagrimear o enrojecerse, puedes experimentar estornudos, tos, sibilancias, secreción nasal, sarpullido, alergia a la caspa de gato (conductos nasales hinchados) y/o un empeoramiento del eczema/asma. Entonces, ¿cómo asegurarte de que es una alergia a los gatos y no a otra cosa?

Cómo diagnosticar y curar la alergia a los gatos 

Para descubrir la causa de la alergia, deberás prestar atención a lo que sucede cuando tú mismo o tus familiares experimentan los síntomas de alergia. También puedes utilizar un diario si te resulta difícil identificar el desencadenante. Estas son algunas cosas que debes tener en cuenta cuando empieces a experimentar los síntomas de alergia a los gatos:

  • ¿Dónde estás? 
  • ¿Qué hay cerca de ti? 
  • ¿Cuándo sucede? 

En ocasiones, tendrás una idea aproximada de lo que te está causando la reacción. Este es el caso de una erupción por alergia a los gatos si tienes enrojecimiento en la piel donde un gato te ha lamido, arañado o mordido. 

Sin embargo, has de tener en cuenta que el pelo de gato también puede transportar otros alérgenos en el aire, como los ácaros del polvo, el moho y el polen antes mencionados, por lo que podrían ser esas partículas en tu gato las que te están causando los problemas, no la proteína de su caspa, orina o saliva. 

En cualquier caso, la mejor solución de alergia a los gatos es acudir a tu médico para que pueda diagnosticarla y ofrecerte tratamiento y asesoramiento. Es posible que debas hacerte una prueba de punción cutánea o un análisis de sangre o, incluso, acudir a un especialista en alergias. 

Un profesional médico puede diagnosticar una alergia a la caspa de gato utilizando los siguientes métodos:

  • Una prueba de punción cutánea es muy común y probablemente será lo primero que te recomiende un profesional de la salud2. Implica poner una gota de líquido que contiene el alérgeno en el antebrazo. Después te pincharán suavemente en la piel debajo de la gota, y deberás esperar unos 15 minutos para ver la respuesta. Si aparece una protuberancia roja que te pica, será indicativo de la alergia.
  • Por su parte, un análisis de sangre funciona mediante el estudio de una muestra de esta. Observarán si tu sistema inmunitario produce anticuerpos específicos como respuesta al alérgeno2.

Tratamientos para los síntomas de alergia a los gatos

Podrás cuidar de ti mismo y a tus familiares queridos, si crees que tienes alergia a los gatos u otras mascotas , ya que existen formas de lidiar con ello, como los remedios caseros para la alergia a los gatos. El primer paso es comprender cuáles son los síntomas de alergia a los gatos y, una vez que los sepas, podrás tomar medidas para solucionar el problema y saber cómo quitar la alergia a los gatos.  Aquí hay algunas formas sencillas de lidiar con los síntomas de la alergia a los gatos:

  • Utiliza antihistamínicos. Una solución rápida y sencilla para combatir los signos de alergia a los gatos es utilizar antihistamínicos. Lee siempre la etiqueta y asegúrate de seguir los consejos del fabricante.
  • Mantén una buena higiene personal. Lavarse las manos y la ropa, especialmente después de entrar en contacto con un gato, es una forma sencilla de cuidarse a sí mismo y a otras personas alérgicas en tu hogar.
  • Limpia tu casa con regularidad. Como hemos aprendido, la caspa de gato puede transportarse en forma de polvo y adherirse a las superficies. Limpiar tu casa es clave para mantener a raya los alérgenos.
  • Invierte en un purificador de aire. Alternativamente, asegúrate de que tu casa tenga buena ventilación. Esto eliminará las partículas en el aire que podrían provocar que se agudicen los síntomas de alergia a los gatos.
  • Limpia a tu gato afuera. Si tienes un gato en casa que te está provocando reacciones alérgicas, intenta cepillarlo al aire libre. Esto evitará que los alérgenos se propaguen dentro de tu hogar.

Desde detectar los síntomas de alergia a los gatos, hasta diagnosticar una alergia a la caspa de gato y encontrar las opciones de tratamiento, ¡ahora tienes todo lo que necesitas para cuidar a toda la familia! Por lo tanto, ya sea que tu mismo o alguien en tu hogar presente síntomas de alergia a los gatos, utiliza estos consejos para darte a ti  y a los demás la atención que necesitan.

Referencias

1Alergias. Ministerio de Sanidad

2Recomendaciones para el manejo del paciente alérgico en Ceuta. Ministerio de Sanidad y Consumo

3VV. AA. Alergias y antialérgicos. Causas, tipos y tratamiento. El Sevier.


¿Has encontrado útil este artículo?¡Gracias por tu feedback!
O

Suscríbete a la newsletter de Colhogar

Síguenos en