PDF

Sonarse la nariz: consejos para niños

Sonarse La Nariz

Tener un resfriado puede ser difícil para las familias, especialmente aquellas con niños más pequeños que aún no han dominado el arte de sonarse los mocos. Puede ser incómodo para los niños que sufren de una nariz que moquea, y frustrante para los padres que tratan de enseñarle a sus hijos una nueva habilidad mientras intentan que el resfriado no se propague a todos los demás. Ayuda a tus hijos a sonar los mocos y mantener los resfriados a raya con nuestra sencilla guía para niños sobre cómo sonarse la nariz.

Enséñale a sonarse la nariz cuando no sea una necesidad

Asegúrate de abordar esta práctica con el pequeño antes de que coja un resfriado. La congestión puede interferir con su respiración y le puede parecer abrumador tratar de respirar a través de la nariz mientras mantiene la boca cerrada. Enséñale algunos consejos cuando se encuentre bien, ya que le resultará más fácil practicar sin una nariz congestionada.

Ten un paquete de pañuelos en sus lugares favoritos de la casa, para que siempre haya uno disponible cuando lo necesite. Unos pañuelos con un diseño divertido, como los de Colhogar Patrulla Canina, ¡tentarán más!

Enseña a sonar los mocos a través del ejemplo

Tómate tu tiempo al enseñar a los niños a sonarse la nariz, ya que no comprenderán el concepto de que el aire sale de su boca y de su nariz inmediatamente. Comienza mostrándoles lo que haces tú cuando te suenas la nariz y explícales por qué lo haces. Si te ven a ti usando pañuelos, es más probable que ellos también lo hagan.

Es fácil olvidarse los pañuelos en los bolsillos, pero no hay necesidad de preocuparse por limpiar cualquier desastre con los pañuelos Colhogar Suavísimo – ¡sobrevivirán la lavadora!

Juega a “juegos tontos” y hazlo divertido

Una manera de enseñar la forma correcta de sonarse la nariz es introducir algunas técnicas a través de juegos divertidos:

  1. Baño de burbujas: vigilando de cerca, anima a tus hijos a soplar burbujas en el baño soplando aire fuera de su nariz.
  2. Espejo de niebla: ¡a ver quién puede empañar más el espejo soplando aire a través de la nariz! Muéstrales cómo cerrar una fosa nasal primero para que sea más fácil.
  3. Carrera de plumas: reúne a toda la familia para una carrera de plumas. Hacer volar las plumas sobre una mesa soplando aire a través de la boca. Luego empezar la cerrar de nuevo, pero esta vez sólo soplando aire a través de la nariz.

Sonarse los mocos paso a paso

Cuando se trata de enseñar a un niño a sonarse la nariz, siempre es una buena idea empezar de manera simple y fácil. Dividirlo en pasos ayudará a que entiendan el proceso y lo que se espera de ellos. Una vez que el niño ha dominado el arte de soplar aire a través de su nariz, encontrará sonarse los mocos en un pañuelo mucho más fácil. Pídeles que se suenen la nariz empezando por una fosa nasal y luego la otra, y recuérdales que tiren el pañuelo a la basura cada vez y se laven las manos después.

Puede que tarden en dominarlo, así que ten paciencia y ayúdalos a practicar antes de que acaben con una nariz congestionada. Con algunos pañuelos Colhogar, estarán lo suficientemente preparados para mantener la nariz tapada y el resfriado bajo control.


¿Has encontrado útil este artículo?¡Gracias por tu feedback!
O