Cómo prevenir el mareo cinético en los niños

Niño con náuseas en el coche y un sombrero blanco
Colhogar Pañuelos Suavísimo

Cuando tienes un niño que sufre de mareo cinético o mareo de los viajes, un viaje familiar en coche puede pasar rápidamente de ser divertido a ser algo complicado. Encontrar remedios caseros para el mareo en coche para niños que realmente funcionen puede aliviar este problema. ¡Descubre los mejores consejos para evitar el mareo en el coche y haz que tu próximo viaje esté libre de imprevistos!

Cómo prevenir el mareo cinético en los niños: 3 consejos primordiales

1. Quita los dispositivos electrónicos

Si bien los dispositivos electrónicos pueden mantener entretenidos a los niños (lo cual siempre es una ventaja en un largo viaje), mirar una pantalla puede contribuir a que el niño sienta náuseas en el coche. Se cree que mirar constantemente hacia algo muy cercano a ti puede hacer que los ojos y los oídos internos envíen mensajes confusos al cerebro. Esto, a su vez, puede crear náuseas que a menudo conducen al mareo cinético.

2. Utiliza técnicas de distracción

A veces, el problema empeora si tu pequeño se pone nervioso o se dice a sí mismo que se va a encontrar mal. Jugar a algún juego, abrir una ventana, beber un poco de agua o simplemente conversar con ellos sobre algo diferente puede ser suficiente para que no se acuerde del dolor de su barriguita.

3. Haz paradas frecuentemente con el coche

Si tienes un niño que sufre regularmente la enfermedad de los viajes o que dice que se encuentra mal, lo mejor es detenerse. Parar regularmente da a los niños la oportunidad de recomponerse, tomar un poco el aire y descansar del movimiento del coche.

Cómo tratar el mareo cinético en niños: 3 remedios caseros para el mareo en coche

1. Prueba la acupresión

Muchas personas creen que la acupresión puede detener la cinetosis en seco. Aprieta levemente, pero con firmeza, el interior de la muñeca de tu hijo; la presión que hagas en esa zona realmente puede ayudarle. También puedes probar una pulsera especializada que aplica una presión suave constante para estimular este punto durante todo el viaje.

2. Utiliza aceites esenciales

Algunos aceites esenciales tienen un efecto calmante que puede ayudar con las náuseas. El jengibre puede ser realmente efectivo para mantener a raya la cinetosis, especialmente cuando se trata de un niño nervioso, y la menta también es uno de los remedios caseros para el mareo de los niños al viajar más efectivo.

Pon unas gotas del aceite esencial que hayas elegido – como jengibre, menta, lavanda o manzanilla – en un pañuelo Colhogar Suavísimo para ayudar a lidiar con la enfermedad de los viajes en los niños. El aroma de unas pocas gotas podría ser justo lo que se necesita para calmar las náuseas, y los pañuelos Colhogar Suavísimo son lo suficientemente resistentes como para mantener el aceite y muy suaves sobre la nariz.

3. Prueba medicamentos sin receta

Si tienes un hijo que es propenso a la enfermedad de los viajes y los remedios caseros no funcionan, hay muchos medicamentos sin receta que pueden ayudarte. Habla con tu farmacéutico y/o médico de cabecera para obtener asesoramiento profesional sobre lo que puede tomar.

Tratar con un niño con mareo cinético puede ser bastante sencillo si tienes un plan. La próxima vez que vayas de viaje en coche con la familia, ¡prueba nuestros consejos y remedios caseros para el mareo en coche!


¿Has encontrado útil este artículo?¡Gracias por tu feedback!
O