Yoga para niños: posturas animales

Yoga para niños: posturas animales

¿A qué niño no le gusta ser el rey o la reina de la jungla? ¡Incluso por solo algunos minutos! Muchos niños son muy buenos haciendo ejercicio y a la gran mayoría le encantan los animales. ¿Y qué obtenemos si combinamos ambos el ejercicio y los animales? ¡Posturas de yoga de animales para niños! Esta guía te explicará cómo organizar una sesión divertida y cómo hacer posturas de yoga de animales, así que prepara a tu animal interior, ¡comencemos!

Prepararse para una sesión de yoga con niños

Antes de adentrarnos en las posturas de yoga para niños, es divertido preparar el escenario. Esta es una oportunidad para entusiasmarlos, divertirlos antes de que comience el ejercicio y para usar la creatividad.

Estas son algunas sugerencias que prepararán a los pequeños para hacer posturas de yoga de animales:

  • Pintarse la cara. Hacer yoga para niños con animales es divertido por sí solo, pero los niños se emocionarán si se pintan la cara como su animal preferido.
  • Disfrazarse. Los niños adoran los disfraces y los animales, así que, si combinamos ambos tenemos ¡elegantes disfraces de animales!
  • Poner música de animales. Puede ser un popurrí de sonidos de animales, pero lo más probable es que la música con temática de animales haga su magia.

Posturas de animales: yoga para niños

Ahora comienza la parte divertida. El yoga es uno de esos ejercicios brillantes para niños que requiere muy pocas herramientas. Todo lo que necesitas es una colchoneta y un poco de entusiasmo.

Para comenzar, asegúrate de estar en un área segura y de contar con mucho espacio, antes de empezar con las posturas de yoga para niños. Después de todo, los animales necesitan espacio para merodear. Luego, se trata de divertirse con seguridad. Estos consejos te ayudarán a enseñarle posturas a los niños:

  • Si vas a enseñarle a más de un niño, asegúrate de que se separen.
  • Siempre utiliza una colchoneta antideslizante y quítate los calcetines.
  • Muéstrales primero la postura para que puedan ver cómo se realiza.
  • Aliéntalos a que realicen el movimiento con suavidad —la gran mayoría de los niños son flexibles, pero eso no significa que deban realizar grandes esfuerzos—.
  • Hazles comentarios positivos.
  • Corrígeles la postura con suavidad, pero no te preocupes demasiado si no logran la posición exacta.
    Mantén las cosas simples: “sin sacrificio no hay recompensa” no es un mantra de yoga para niños.

Consejo: Seguro sudarán mucho después de una sesión de yoga para niños con animales. Mantén tus colchonetas de yoga limpias después de usarlas, con un paño suave, resistente y absorbente, como el papel de cocina Colhogar Adapt, el cual es perfecto para esta tarea.

Posturas de yoga de animales para niños

Con todo lo anterior en mente, pasamos a las cinco posturas de yoga de animales más divertidas:

1. Postura del perro (perro boca abajo)

Una postura clásica en yoga con una modificación para los chicos. Se hace de la siguiente manera:

  • Comienza con las manos y pies en posición de mesa. Mover el rabo es opcional para los niños.
  • Mueve los brazos hacia adelante, curva los dedos de los pies y eleva las caderas hacia el cielo.
  • Inhala y ladra como un perro.
  • Puedes hacer la actividad más sencilla si haces la postura de un cachorro. La única diferencia será que los pies se mantendrán en el suelo y el ladrido será más agudo.

2. Postura del león

¡Hora de soltar un rugido! Así se hace la postura del león:

  • Siéntate sobre los talones.
  • Eleva los brazos a la altura de los hombros, manteniéndolos en posición recta.
  • Dobla las muñecas hacia atrás para que las palmas miren hacia adelante: tus propias garras de león.
  • Apóyalas en el suelo, respira y ruge.

3. Postura de la serpiente (cobra)

Esta es una gran postura y muy divertida. Conviértete en serpiente de la siguiente manera:

  • Comienza boca abajo sobre tu estómago. Los brazos deben estar a la altura de los hombros, con las
  • palmas hacia abajo.Levanta el pecho del suelo, empujando con las manos.Canaliza tu serpiente i
  • nterior —imagina cómo se ve una cobra cuando se alza—.
  • Siente la fuerza de tu columna y silba como una serpiente.

4. Postura de la rana

Esta es otra de esas posturas que los niños adoran. Convierte tu colchoneta en una planta acuática y ¡croac, croac! Así se hace:

  • Comienza de pie y luego agáchate hasta estar en cuclillas.
  • Coloca las manos frente a ti.
  • Haz movimientos de rebote sin que los pies se despeguen del suelo.
  • Inhala y libera tu mejor y más alto salto de rana.

5. Postura del capullo

Hora de relajarse:

  • Recuéstate sobre una superficie plana o enróllate como una pelota.
  • Respira, relájate y prepárate para convertirte en una mariposa en la próxima sesión.

Prueba estas posturas de yoga para niños y te divertirás a lo grande.


¿Has encontrado útil este artículo?¡Gracias por tu feedback!
O