PDF

Cómo sonar la nariz de un bebé

Limpieza Nasal Bebe

Cuando tu nariz está taponada y tienes la boca seca, sonarse es un gran alivio. Pero, por desgracia, no es una sensación que los más pequeños puedan disfrutar fácilmente. Es por eso por lo que, durante los primeros años de vida, cuando su nariz (y su control sobre su nariz) se está desarrollando, tenemos que echarles una mano.

¿Sabes cómo llevar a cabo la limpieza nasal de un bebé? Esta guía te mostrará cómo limpiarle la nariz a un bebé y cómo enseñar a un niño a sonarse los mocos cuando ya sea un poco más mayor.

Limpiar la nariz de un bebé en 4 pasos

Los bebés no pueden sonarse los mocos con un pañuelo como lo hacemos los adultos. Estos pasos te mostrarán cómo limpiarle la nariz a un bebé antes de que tengan la edad suficiente para hacerlo ellos mismos.

  1. Comienza por diluir la mucosidad para que se mueva a través de las fosas nasales más fácilmente. Puedes hacerlo manteniendo a tu bebé hidratado o poniendo una gota de una solución salina en cada fosa nasal mientras tu bebé está acostado boca arriba.
  2. Para extraer la mucosidad con un aspirador nasal, empieza apretando el aspirador y luego insértalo suavemente en el medio de una de las fosas nasales de su bebé. Suelta el aspirador para que aspire los mocos de tu bebé. Retíralo con cuidado y repite el proceso en la otra fosa nasal. No olvides limpiar bien el aspirador nasal con un poco de agua tibia con jabón cuando termines.
  3. Si el bloqueo persiste, intenta limpiar los mocos del bebé sentándote con tu pequeño en posición vertical durante unos minutos en un baño que hayas llenado previamente con vapor. Cuando la mucosidad se haya diluido, repite el paso 2.
  4. Termina limpiando la nariz de tu bebé con un pañuelo especialmente diseñado para ser suave sobre la piel delicada, como Colhogar Sensitive.

¡No te olvides de descargar nuestra guía ilustrativa!

Cómo sonar la nariz de un bebé que moquea

Las narices que moquean dan lugar a una corriente casi constante de desagradables mocos que puede acumularse en la entrada de las fosas nasales. Esto puede bloquear las vías respiratorias y ser muy incómodo, o incluso doloroso, para los pequeños. Si quieres limpiar la nariz de un bebé que no deja de moquear y ha empezado, pásale con frecuencia un pañuelo suave húmedo.

Ten un paquete de pañuelos Colhogar Suavísimo en la bolsa de tu bebé para limpiar su nariz mientras estéis en movimiento. Son suaves sobre su piel delicada, pero también suficientemente fuertes incluso mojados.

Cómo enseñar a un niño a sonarse los mocos

Aprender a sonarse la nariz es uno de los primeros pasos que tu hijo dará en el camino hacia el desarrollo de buenos hábitos de higiene. No siempre es algo natural para los pequeños, por lo que debes mostrarle los pasos básicos. Estos consejos le ayudarán a aprender a sonarse y divertirse mientras lo hace:

  1. Ayúdale a descubrir sus fosas nasales animándolo a soplar "como un dragón" o "como un toro" mientras sostienes un pañuelo debajo.
  2. Pon un espejo debajo de su nariz y muéstrale cómo se empaña el espejo si respira a través de la nariz.
  3. Enciende algunas velas de cumpleaños y haz que las apague exhalando sólo a través de su nariz. Siempre supervisa y asegúrate de que su cara y pelo se mantengan alejados de la llama.

Podemos ser expertos en sonar la nariz, pero no estamos cualificados médicamente. Si la nariz taponada de tu pequeño persiste, asegúrate de pedir hora con tu médico.

Coloca una caja de faciales de su personaje favorito con Faciales Patrulla Canina en las zonas principales de tu hogar. Será más fácil que cojan un pañuelo en el momento que lo necesiten si hay uno a mano.


¿Has encontrado útil este artículo?¡Gracias por tu feedback!
O