Tipos de polen: la guía definitiva sobre la fiebre del heno

Hermano y hermana jugando en un campo de diente de león rodeado por el polen

¿Te pican los ojos en primavera? ¿Estornudas en verano? La época del año en la que se producen los síntomas de la fiebre del heno tiene que ver con el tipo de polen al que eres alérgico. Aquí tienes todo lo que siempre quisiste saber sobre los tipos de polen y alergias que podrían estar causándote la fiebre del heno.

Tres tipos de polen

El polen se puede dividir en tres categorías:

  • Árboles
  • Césped
  • Maleza

Cada uno de estos tipos de polen pueden provocar distintos tipos de fiebre del heno durante todo el año.

Sea cual sea el tipo de polen y alergias que te haga estornudar, te aliviará utilizar pañuelos suaves como los pañuelos Colhogar Suavísimo. Te ayudarán a sentirte mejor, estés donde estés y hagas lo que hagas.

Tipos de polen de los árboles

Si tienes fiebre del heno a principios de año, es probable que tengas alergia a las plantas, que tiene lugar en primavera. Los diferentes tipos de polen de los árboles son:

  • Abedul. Su temporada dura de marzo a mayo, y tiene su pico de polen en mayo. Es el principal culpable de los tipos de polen y alergia a las plantas. Alrededor del 25% de los enfermos de fiebre del heno son alérgicos al polen de abedul.
  • Aliso. Pertenece a la familia de los abedules. Puede empezar a florecer en enero. Las flores pueden durar hasta abril, alcanzando su pico en marzo. Además, el polen de abedul puede reaccionar de forma conjunta con él. Diversión por partida doble.
  • Avellano. ¡Ídem! Exceptuando que los niveles máximos de los árboles de avellano se producen en febrero (¡qué maravilloso regalo para el Día de San Valentín!).
  • Tejo. Desde finales de enero hasta finales de abril. Su pico tiene lugar a finales de febrero y a principios de marzo.
  • Olmo. Tiende a florecer desde febrero a principios de abril, y alcanza su pico a principios de marzo.
  • Sauce. Desde finales de enero a principios de abril. Su pico tiene lugar en marzo.
  • Fresno. Durante febrero, marzo y abril ten cuidado con los fresnos (especialmente en marzo).
  • Álamo. El viejo álamo tiene la temporada más corta del polen de los árboles, que dura desde mediados de marzo hasta abril. Su pico también es bastante corto, a finales de marzo.
  • Roble. Su temporada de polen es de finales de marzo a principios de junio, con un pico a finales de abril.
  • Pino. Cuando llega mayo, no solo es sinónimo de festivo, sino también es el pico del polen de pino. Su temporada dura desde abril a junio.
  • Lima. Lima llega tarde a la fiesta, tiene su pico en junio y dura hasta finales de julio.
  • Plátano de sombra. ¿No son bonitos los árboles de plátano? No tanto a finales de abril, cuando su liberación de polen llega a su punto máximo. Este árbol puede liberar polen desde mediados de marzo hasta finales de junio.

Polen de césped

Una vez que nos adentramos en verano, el polen de la maleza toma el relevo al polen de los árboles. Los niveles más altos son entre los meses de mayo y julio, pero en realidad dura desde finales de abril hasta principios de septiembre. El 90 % de personas que padecen de fiebre del heno son alérgicos al polen de la maleza.

Tipos de polen de la maleza

Los diferentes tipos de polen de la maleza son los últimos en liberarse. Son más comunes en los meses de verano, en concreto de julio hasta agosto, pero pueden empezar en primavera y durar hasta otoño. Los tipos de polen de la maleza son:

  • Semillas oleaginosas. Empiezan a liberar polen en abril y puede durar hasta junio. Tienen su pico en mayo.
  • Muelle. Desde finales de mayo hasta principios de agosto, aunque tiene su pico a finales de junio.
  • Ortiga. Julio es el mes de la ortiga, pero puede durar desde finales de abril hasta principios de septiembre.
  • Plátano. Su temporada es de abril a agosto, pero tiene su pico en junio.
  • Artemisa. Desde finales de junio hasta finales de agosto, la artemisa puede causar problemas, pero su pico tiene lugar desde finales de julio hasta mediados de agosto (coincidiendo con las vacaciones de verano de los niños).

Ahora ya puedes identificar cuál es el causante de la fiebre del heno. ¡Saber es poder! Tampoco te olvides de llevar contigo los pañuelos Colhogar Suavísimo, suaves y resistentes.


¿Has encontrado útil este artículo?¡Gracias por tu feedback!
O